Melee island en Cabo San Lucas

En el último viaje a México me encontré con el mismo "background" que recuerdo del principio del juego Monkey Island (el primero).

Todavía no revisé, pero creo que saqué algunas fotos para tratar de comparar más tarde.

Tratando de describirlo diría: las luces de la cuidad (casas, negocios, edificios) sobre la ladera de un cerro que termina en la playa, agrupadas de manera que el contorno de la montaña se define sobre el fondo azul del cielo. La luna hace evidencia de las olas iluminando suavemente las crestas; el brillo de las estrellas y demás es simplemente el apropiado.

Supongo que en algún momento hablaré del lugar.

Vayamos a ... Suprimir Nombre Lugar!

Es justo el lugar.



Quizá lo mismo pasó hace mucho tiempo y por esto se le terminó llamando "Santos Lugares" a este distrito de Buenos Aires.

El Canal de Panamá

Lo más cerca que había estado de Panamá fue en un viaje a Puerto Viejo (Costa Rica), en aquella estadía y por alguna razón decidimos ir a conocer las playas al sur; cada vez se veían mejores costas. El último lugar al que llegamos fue Manzanillo, casi en la frontera.

Uno de mis viajes nunca realizados es a Bocas del Toro en Panamá y dado que terminé yendo a la ciudad Panamá seguirá en dicha lista.

Al salir del aeropuerto, quedé sorprendido por el clima, es muy diferente a lo que esperaba, una calurosa y húmeda bienvenida.

Otra cosa inesperada fue la concentración de edificios altos yendo al centro, obviamente la actividad sísmica es muchísimo menos activa (que en Costa Rica).

Estos edificios en medio de bosques tropicales me parecieron impresionantes. Sumando la iluminación dramática filtrándose entre las nubes de lluvia resultaba una escena perfecta para una película futurista.

En alguna descripción que hice de Panamá, mencioné la isla de Lost con sus bases secretas y una explosión de cemento como la de Las Vegas combinados.

Aunque la estadía sea cortísima, es muy fácil visitar el famoso Canal; las Exclusas de Miraflores (una sección cerca del Pacífico) estará a media hora del centro y basado en lo que presencié, están activas permanentemente. Un crucero atravesó lleno de ovaciones, saludos y aplausos.

Indian Summer

Hace unos días iba por la calle para una reunión en otro edificio. Eramos varios caminando como Los Beatles.

El sol estaba terrible -más fuerte que en verano capaz- y le pregunto a un compañero de laburo: "esto es siempre así?", me dijo que era el "Indian Summer".

Desesperado por descubrir el misticismo alrededor de este concepto me puse a buscar y resulta que no es nada más que el "famoso" Veranillo del membrillo que he vivido en Madrid en aquellas épocas. Muy loco como me vuelvo a reencontrar con aquello.

El nuevo análisis me llevo al artículo con todos los nombres que le dan alrededor del hemisferio norte. Generalmente este tipo de temas quedan sepultados en la sobredosis detallista de Wikipedia.

No más sorpresas cuando esté en en Bulgaria y digan que es la "Navidad Gitana", o en China y mencionen el "El tigre en otoño", o en Bélgica para el "Verano de las Viejas". Caso cerrado.

El fax

Hubiera pensado que no quedaba gente mandando faxes... Pero resulta que en algunos lugares "por ley" el fax es el método más seguro. ¿Increíble, no?

Hace cinco años -mientras viajaba por California- se me antojó comprar acciones de Apple, después de buscar un rato encontré que para hacerlo necesitaba una cuenta de inversor y para ello enviar un fax con documentación; era tan engorroso para mí que termine desistiendo (no sería millonario igualmente). Hoy, esos mismos tipos, siguen pidiendo faxes.

Inclusive en EEUU todavía se requiere el uso de fax para enviar documentos firmados, tarjetas de identidad, etc. Supuestamente la información sensitiva viaja confiablemente por fax para estas personas, quizá tengan razón, no estoy de acuerdo.

Todo esto viene a que hace poco me pidieron enviar un fax con el pasaporte visado y termine enviándolo por PamFax, parece muy bien armado y las primeras tres hojas de prueba están bonificadas. Pero, me perdí de la "seguridad" de enviarlo directamente.


Debe ser la razón por la cual una máquina de fax hoy en día sigue saliendo cien dólares.

¡Qué buenas épocas cuando en "La vida secreta de las máquinas" mostraban como funcionaba el fax!